revoltillo de ideas

mi blog de recetas de cocina y experimentos varios con Thermomix (y sin ella)

Archivos en la Categoría: menos de 30€ (4p.)

Zarzuela de pescado

En mi casa, una Navidad no es Navidad sin una buena Zarzuela.

Dicho así, parece como si en casa nos invadiera en Navidad el espíritu de la opereta, convirtiéndonos por momentos en artistas del género chico. Nada más lejos de la realidad. Os cuento.

La Zarzuela es un plato a base de pescado y marisco que nunca ha faltado en nuestra mesa en época de Navidad. Yo lo recuerdo desde que tengo uso de razón, y realmente para nosotros es un clásico, que se ha convertido en imprescindible. Es una receta muy sencilla de preparar, con un resultado delicioso. Y como falta ya muy poquito para Navidad, me gustaría poner mi granito de arena aportando esta recetilla.

Os aconsejo prepararla la víspera, por dos motivos principalmente:

  • estará muchísimo más sabrosa
  • el día H tendréis que preocuparos únicamente de poneros divinas de la muerte, sin pensar en la cocina: que no llego, que lo van a encontrar todo manga por hombro… sabéis a qué me refiero?

Eso sí, preparad pan para mojetear en la salsa, porque no os vais a poder resistir, aviso!!

Zarzuela de pescado

Coste: elevado (menos de 30€)

Tiempo total: 1h.30min.

Ingredientes: 4 personas

  • 4 rodajas de merluza
  • 4 rodajas de rape
  • 4 filetes de perca
  • 2 calamares medianitos en rodajas
  • 500gr. mejillones (podéis poner más o menos, a vuestro gusto)
  • 500gr. almejas (igual que los mejillones, la cantidad a vuestro gusto)
  • 8 gambas rojas grandes
  • 8 cigalas grandes
  • 1 cebolla
  • 4 tomates maduros
  • 3/4 vaso (medida agua) de vino blanco seco
  • 1 ó 2 vasos de caldo de pescado
  • 1 limón
  • 2 hojas de laurel
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 2 dientes de ajo
  • 25gr. almendras tostadas
  • 25gr. avellanas tostadas
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Elaboración:

– Limpiar muy bien los mejillones, retirándoles todas las barbitas.

– Poner las almejas en agua abundantemente salada durante 15 minutos. para que suelten toda la tierra que pudieran tener.

– En una olla sin nada de agua, abrir los mejillones y las almejas al vapor. Para ello exprimiremos un limón, rociando todo con el zumo, y dejaremos la cáscara dentro de la olla. Pondremos también una hoja de laurel. Tan pronto como hayan abierto, retirarlos del fuego y reservar (manteniéndolos dentro del agua para que no se resequen).

– En una sartén grande, ponemos a calentar aceite, y en primer lugar freiremos las rebanadas de pan de molde, a fuego no muy fuerte para que queden bien crujientes. Reservar.

– Subimos el fuego, y freir ahora las gambas y las cigalas. Pensad que esto de freir es únicamente un momentito, no se tienen que cocinar del todo, pues luego las acabaremos en la cazuela. Reservar.

– Freir ahora los calamares, reservando también.

– Ahora freiremos el pescado, previamente enharinado y sazonado con sal y pimienta. Exactamente igual que hemos hecho con las gambas, no debemos dejarlo demasiado tiempo, únicamente que tome un poquito de consistencia, y lo retiramos. Básicamente es para que tome mucho más sabor, y no nos quede como pescado hervido.

– Siempre en el mismo aceite, prepararemos ahora un sofrito, rehogando en primer lugar la cebolla cortada bien chiquita. Cuando está transparente, añadimos los tomates rallados y una hojita de laurel. Dejamos todo el conjunto que sofría bien, y entonces agregaremos el vino blanco. Lo dejaremos haciendo chup chup hasta que se consuma prácticamente todo el vino.

– Cuando ya está el sofrito hecho, será el momento de incorporar el agua de cocción de los mejillones y las almejas (previamente colado), y un vaso de caldo de pescado. Dejar hervir 3 minutitos, para que se mezclen bien los sabores. Rectificar el punto de sal, cuidando de no pasarse.

– Mientras tanto, en una cazuela (preferiblemente de barro) grande, dispondremos todo el pescado bien colocadito en el fondo, a continuación añadiremos por encima los calamares bien repartidos, las cigalas y las gambas, y por último los mejillones (habiéndoles retirado la valva vacía) y las almejitas.

– Verter sobre el pescado y el marisco el sofrito que acabamos de preparar. Debemos fijarnos que sea en cantidad suficiente como para cubrir rasamente el pescado. Si nos faltase un poquito, añadiríamos el segundo vaso de caldo de pescado que teníamos reservado.

– Dejar cociendo bien tapadito, 10 minutos.

– Mientras vamos cociendo el pescado, preparamos la picada. En un mortero (o en el vaso picador), vamos a ir picando el pan, junto con las almendras y las avellanas (sin piel), y los ajos. Cuando ya lo tenemos todo bien picadito, vamos a tomar un poquito del caldo de la cazuela y lo vamos a agregar al mortero, para desleir todo un poco. Rectificar punto de sal.

– Añadir la picada a la cazuela, repartiéndola bien para que llegue por todas partes. Sacudir un poquito la cazuela con movimientos circulares para que se integre todo el conjunto.

– Por último, precalentamos el horno a 200º, y meteremos la cazuela destapada, terminando la cocción durante 10 minutos más.

– En este momento, retirar del horno la cazuela, taparla, y dejarla reposando hasta el día de mañana, donde lo único que hará falta será calentar (importante que sea a fuego suave, para que no se nos queme nada), sacudiendo a cada poco la cazuela, suavemente, con movimientos circulares.

Ya sólo nos queda saborear este plato de lujo, disfrutando de la Navidad en casa, rodeados de buena compañía. ¿Se puede pedir más?

Que aproveche y… FELIZ NAVIDAD!!

Mónica G.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: