revoltillo de ideas

mi blog de recetas de cocina y experimentos varios con Thermomix (y sin ella)

Archivos en la Categoría: thermomix

Risotto de espárragos trigueros y jamón

Hacer un risotto espectacular con Thermomix no puede ser más fácil.

La textura que se puede ver en la foto engaña un poco, es decir, parece que el aspecto es un poco de arroz más caldoso que cremoso, pero para nada. Tened en cuenta que la foto está tomada al instante de retirarlo del vaso de la Thermomix, sin darle tiempo a asentarse.

Os recomiendo que tengáis en cuenta este punto, y lo retiréis justo en ese momento. De lo contrario, si os pasáis, al cabo de 5 minutos os encontraréis con la desagradable sorpresa de un arroz demasiado denso, pastoso.

Risotto de espárragos trigueros y jamón

Coste: económico

Tiempo total: 25 minutos

Ingredientes: 4 personas

  • 300gr. arroz bomba (o a vuestra elección)
  • 300gr. espárragos trigueros (yo utilicé una bolsa que vienen congelados enteros, del Mercadona)
  • 750gr. caldo de verduras (si preferís, también sale bueno con caldo de pollo)
  • 125gr. vino blanco seco
  • 80gr. jamón serrano a taquitos
  • 100gr. queso parmesano
  • 1 cebolla
  • 50gr. aceite
  • 30gr. mantequilla
  • sal, pimienta

Elaboración:

– Rallar el queso parmesano, con unos golpes de Turbo. Reservar.

– Poner el aceite en el vaso y calentar 1 minuto, temperatura 100, velocidad 1.

– Añadir la cebolla, y picarla 4 segundos, velocidad 4. Pocharla 3 minutos, temperatura 100, velocidad 1.

– Incorporar ahora los espárragos, previamente cortados a rodajitas (en el caso de que también utilicéis los congelados, no es necesario descongelar). Este punto prefiero hacerlo sin Thermomix, porque para la presentación, prefiero asegurarme que los trozos van a ser regulares. Saltear 2 minutos, temperatura 100, velocidad cuchara.

– Poner la mariposa en el vaso, e incorporar el arroz. Nacarar un poquito, programando 2 minutos, temperatura 100, velocidad 1, giro a la izquierda.

– Programar 17 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1, giro a la izquierda, e ir añadiendo cada 2 minutos un poco de caldo y un poco de vino por el bocal, sin parar la máquina, hasta terminar.

– Al llegar este momento, añadir los elementos grasos (mantequilla y queso parmesano), que son los que nos ayudarán a que el arroz consiga esa textura melosa que pretendemos. Incorporar al mismo tiempo los taquitos de jamón serrano, un poco de sal (cuidadín que lleva jamón) y pimienta, y programar 2 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1, giro a la izquierda.

– Servir inmediatamente.

La única “pega” que en un momento dado puedo encontrarle, es que, obviamente, no puede prepararse con antelación. Es más, DEBE servirse inmediatamente para disfrutarlo como se merece. Por lo demás, es un plato muy agradecido que suele gustar a todo el mundo, con lo que tendremos el éxito garantizado, os lo aseguro.

Mónica G.

 

Crema de champiñones

Que hace frío? pues nada mejor que una cremita como esta, que te quita el sentío.

En casa nos gusta así, suave y ligerita. Cuando hacemos crema de champiñones, es relativamente fácil que nos quede con “demasiado” sabor a champiñón, demasiado densa, al menos para nuestro gusto, así que decidimos hacerle unos pequeños cambios y ahora sí, en casa es todo un éxito de audiencia. A la niña le enloquece, me dice… más champinyonets mami, más más. Así que… vosotros mismosssssssss, yo no me la perdería!

Crema de champiñones

Coste : muy económico (menos de 5€)

Tiempo total: 20 minutos

Ingredientes: 4 personas

  • 250 gr. champiñones
  • 1 cebolla pequeña
  • 50 gr. aceite
  • 450 gr. caldo de verduras
  • 200 gr. leche
  • 80 gr. nata
  • 1/2 vasito de vino blanco seco
  • zumo de 1/2 limón
  • un diente de ajo
  • sal
  • pimienta
  • virutas de jamón serrano
  • virutas de queso parmesano

Elaboración:

– Poner el aceite en el vaso, y a continuación añadir la cebolla, el diente de ajo, y los champiñones. Picar 3 segundos, velocidad 4.

– Bajar los restos de las paredes, y rociar con el zumo de limón exprimido. Programar 7 minutos, temperatura 100, velocidad cuchara, retirando el cubilete.

– Añadir el vino blanco y dejar que evapore, programando 5 minutos, temperatura 100, velocidad cuchara, sin cubilete.

– Añadir el caldo de verduras y la leche, y cocinar durante 8 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara. Cuando falten 2 minutos, añadir la nata por el bocal.

Triturar 1 minuto, en velocidad progresiva, 5-10, cuidando de tapar con un paño la tapa, sujetando el cubilete, para que no salga expulsado y podamos sufrir quemaduras.

– Servir en los platos, adornando por encima con las virutas de jamón serrano y las de queso parmesano (estas últimas yo las hago con el pelador de patatas y quedan fantásticas).

– Un chorritico de aceite y… a disfrutar!!

Bueno, pues nada más, deseo que os guste, y espero vuestros comentarios.

Mónica G.

 

Tournedó de ternera con salsa de bacon (o tocineta)

Hoy os propongo una receta bien rica .

Se trata de una salsita muy fácil y muy rica, con la que vamos a acompañar nuestro delicioso tournedó.

De origen venezolano, es absolutamente versátil, nos puede servir para acompañar: carnes, aves, perritos calientes, hamburguesas, todo tipo de pasta, patatas, incluso como “bocadelia” untándola en un sandwich, o con unas deliciosas arepas de maíz amarillo, ummmmmmm.

Como véis, las limitaciones son las que vosotros queráis poner.

Tournedó de ternera con salsa de bacon

Coste: medio(menos de 20€)

Tiempo total: 20 minutos

Ingredientes: 4 personas

  • 4 tournedós de ternera (yo he utilizado los que vienen “rebozados” en pimienta negra
  • 100 gr. bacon (del natural, que es más sabroso que el ahumado)
  • 100 gr. queso parmesano
  • 2 cebolletas frescas
  • 1/2 pimiento rojo
  • unas gotas de salsa Perrins

Para la mayonesa:

  • 1 huevo
  • 300 gr. de aceite de girasol (puede ser 150gr. girasol y 150gr. oliva)
  • zumo de 1 limón
  • sal

Elaboración:

– En primer lugar, vamos a pulverizar el queso parmesano. Poner en el vaso el queso a trozos regulares, y dar golpes de turbo hasta que nos quede un polvito. Reservar.

– Picar las cebolletas y el pimiento, 4 segundos vel. 5. Reservar.

– Preparar la mayonesa: poner en el vaso el huevo, una pizca de sal, y el zumo de limón. Sin programar tiempo, seleccionar velocidad 5. Con el cubilete puesto, verter poco a poco el aceite sobre la tapa hasta que haya emulsionado completamente (aprox. 1 minuto). Reservar.

– Sofreir el bacon (previamente cortado a daditos bien pequeñitos), con una gota de aceite (tener en cuenta que de por sí va a soltar bastante grasita), programando 6 minutos, temperatura 90, velocidad 1, sin cubilete. Si no lo vemos doradito, dejar unos minutos más.

– Agregar al bacon las cebolletas y el pimiento. Volver a sofreir el conjunto, 5 minutos, temperatura 90, velocidad 1.

– Agregar el queso parmesano, la mayonesa y unas gotitas de Salsa Perrins, y programar 5 minutos, temperatura 50, velocidad cuchara.

– Se puede servir caliente o fría.

Como véis, las limitaciones son únicamente las que vosotros queráis poner.
Disfrutad de esta rica salsita venezolana!!

Mónica G.

 

p.d.: si lo preferís, podéis utilizar una buena mayonesa de bote, por supuesto. A mí se me pasó por alto hacer la foto de la mayonesa, otro día la preparo y la pongo como entrada.

En el caso de que se os cortase la mayonesa al prepararla, se puede arreglar: apartar la mayonesa cortada del vaso a otro recipiente. En el vaso poner 1/2 cubilete de agua, tapar, poner el cubilete, programar velocidad 5 sin tiempo, y verter poco a poco la mayonesa líquida sobre la tapa, hasta que emulsione correctamente.

Crema de calabaza con toque de queso azul

Me encantan las cremitas!

En esta época del año suelo preparar muchísimas veces, porque no hay nada que me reconforte más que cenar calentito y rico, cuando se tiene el cuerpo “arrecío”, como diría mi padre.

Hoy os muestro esta cremita de calabaza, con un ligero, muy ligero, toque de queso azul, un “que si es, que si no es”. Evidentemente, podéis abusar poniendo un poco más si sois muy amantes de este tipo de queso. A mí particularmente me encanta, pero en este caso no quiero que predomine su sabor, por lo que lo pongo con mucho tiento.

Para acabarla, he encontrado algo que para mí ha sido todo un descubrimiento, y me gustaría compartirlo con vosotros. Un buen amigo mexicano, además de increíble cocinero (Bogard) terminaba algunas de sus cremas con unas tiritas de tortilla de maíz (de maíz ehhh, nada de trigo) bien crujientes. Diosssss qué buenas. Como diría Arguiñano, me fascina ese cris-cris. El caso es que una no siempre tiene tortillas de maíz a mano listas para freir, de manera que cuando las vi envasadas, ya cortaditas, fritas, ligeramente saladitas, listas para usar, me tiré de cabeza. Y vaya si están buenas. Para mi gusto podrían ser un pelín mas gruesas, pero vamos, con la papeleta que me han solucinado, no se me ocurrirá ponerles una pega!! Además el paquete viene con autocierre, con lo que se mantienen crujientes muchísimo tiempo. Os enseño una foto:

Bueno, pues creo que no me dejo nada, vamos con la recetilla.

Crema de calabaza con toque de queso azul

Coste: muy económico (menos de 5€)

Tiempo total: 30 minutos

Ingredientes: 4 personas

  • 700 gr. calabaza ya pelada, sin pepitas
  • 650 gr. agua
  • 1 puerro (sólo la parte blanca)
  • 100 gr. panceta ahumada (yo la utilizo preferiblemente al bacon, porque tiene más sabor y está más sequita)
  • 60 gr. queso azul
  • 60 gr. queso fresco de vaca
  • 60 gr. aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • 2 cucharaditas (medida postre) de orégano
  • 1/2 paquete de tortillas fritas Fresh Gourmet
  • sal y pimienta

Elaboración:

– Calentar 3 minutos el aceite, temperatura Varoma, velocidad 1.

– Añadir el puerro a rodajitas, junto con la panceta cortada a cubitos pequeños. Sofreir 4 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

– Incorporar la calabaza cortada en cubos medianitos, junto con el agua, la sal, el orégano y la hoja de laurel. Dejar cocer (sin triturar) 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara.

– Al acabar el tiempo, comprobar que la calabaza está tierna, retirar la hoja de laurel, y triturar 30 segundos, velocidad 7.

– Añadir los quesos, y terminar de triturar 2 minutos, velocidad 10. Recordad que, si no queréis, o no podéis, esperar a que se enfríe un poquito antes de triturar, para evitar salpicaduras que nos podrían hacer mucho daño, pondremos un pañito cubriendo la tapa y el cubilete, presionando suavemente.

– Rectificar de sal y servir calentita, adornando con las tortillas fritas, o picatostes si así lo preferís.

A que es fácil?? Pues venga, animaros que en este tiempo sienta la mar de bien.

Mónica G.

Papas arrugadas y yuca con mojo picón y mojo verde

Caco Senante: “mojo piiiicón… mojo piiiicón… la rica salsa canaria se llama mojo picón”. 

La receta que os traigo hoy es muy complicada. Muchísimo. Pero ojo, no por su elaboración (ya veréis que es de lo más sencillo), sino porque se trata de uno de esos platos que nadie hace igual. Yo creo que hay tantos mojos como casas donde se prepara, unos más picante, otros menos, más espesos o más claros, con cilantro o con perejil (o con los dos)… en fin, lo único que puedo hacer es enseñaros la que hacemos en casa, con todo mi cariño. Por supuesto, se aceptan sugerencias, como siempre.

La receta canaria en sí misma es, como todos conocemos, las papas arrugadas con mojo picón. En este caso he preparado también el verde porque nos encanta. He de decir que las papitas que he utilizado son auténticas canarias, de Tenerife para más señas. Y realmente no hay comparación. Son unas papas muy chiquitas, más pequeñas que una nuez, con un sabor que no deja indiferente: intenso y un poco dulzón, cuando pruebas una, ya no puedes hacer la receta con otra variedad (por cierto, yo lo he hecho con la variedad papa negra yema de huevo, aunque hay muchísimas variedades más). Por eso, si podéis conseguirlas, merece la pena que un día os deis ese capricho. No son baratas (en Tenerife costaban como 3-4 euros/kg, me imagino que en la Península serán más caras), pero vais a disfrutar muchísimo. Si

Lo de la yuca es caso aparte. En casa la habíamos descubierto hace ya unos años, preparando alguna receta peruana y nos encantó (no tanto hervida, pero sí frita). Y de repente, al saber que había preparado esta cenita, me dice mi costillita: ¿sabes de qué estoy antojao?… Pues eso.

A quien no haya probado la yuca… lo siento, no sé describir su sabor. Es algo dulce, pero también salado. La textura es mucho más densa, más mantecosa que la patata pero (tal vez porque son las dos tubérculos), recuerda bastante. En fin, lo mejor, como siempre, es probarla para salir de dudas.

Vamos con la receta. Va por Canarias.

Papas arrugadas y yuca con mojo picón y mojo verde

Coste: económico (menos de 10€)

Tiempo total: 40min.

Ingredientes: 4 personas

Para las papas:

  • 1kg. papas canarias
  • agua
  • sal gorda

Para la yuca:

  • 1kg. yuca
  • agua
  • sal
  • aceite para freir

Para el mojo picón rojo:

  • 4 dientes de ajo previamente asados
  • 1 tomate carnoso, maduro, asado (yo pongo los que son de colgar)
  • 1 cucharadita (café) de cominos enteros
  • 1 cucharadita (café) carne de ñora
  • 2 guindillas rojas (pimienta picona) frescas, no cayena (ya sabéis que soy picantona, pero el picante es totalmente opcional)
  • 1/3 pimiento rojo (retirándole las pepitas y todas las venitas blancas del interior)
  • 1 cucharadita (café) de sal gorda
  • 120ml. aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorrito de vinagre (al gusto)
  • 2 papitas ya cocidas

Para el mojo verde:

  • 4 dientes de ajo previamente asados
  • 1 cucharadita (café) de cominos enteros
  • 2 guindillas verdes (pimienta picona) frescas (opcional)
  • 1 pimiento verde italiano (de freir) retirándole las pepitas y las venas blancas del interior.
  • 1 cucharadita (café) de sal gorda
  • 1 manojito de cilantro fresco (yo he puesto como 20 ramitas, solo las hojas)
  • 1/3 de la cantidad de cilantro, de perejil (solo las hojas)
  • 120ml. aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorrito de vinagre (al gusto)
  • 2 papitas ya cocidas

Elaboración:

– Primero vamos a cocer las papas. En una olla poner las papas (bien lavadas, pero sin pelar), cubrirlas con agua (al mismo nivel, no más), y un buen puñado de sal (no tengáis miedo, cogerán solamente la que necesitan). Tapar y llevar al fuego, que vayan cociéndose (aprox. 20min.). Cuando pinchemos con un palillo y notemos que ya están, sacarlas y escurrir toda el agua sobrante. En la misma olla, tapar y volver a llevarlas al fuego un poco (unos 3-5min. son suficientes), ahora ya sin agua, y volviendo a añadir otro puñadito de sal. Sacudir la olla a menudo para que la sal se vaya quedando impregnada en las papitas, al tiempo que se van secando. Retirar. Veréis que el color ha cambiado completamente, buena señal.

– Ahora vamos con la yuca. Primero, pelar la yuca. Hay varias maneras, pero yo lo hago con un pelador de patatas y me va genial. Cortar la yuca en rodajas de unos 5cm. Igual que si hiciéramos patatas, ponerlas a cocer en una olla con agua que las cubra y sal. Ir pinchando con un tenedor, y cuando están (tardan más o menos lo mismo que las patatas, unos 20min.), escurrirlas bien. Ahora freirlas en abundante aceite bien caliente hasta que adquieren un bonito tono dorado, y retirar. Salar.

– Para los mojos sí que vamos a utilizar la Thermomix, pues están hechos en un plis plas y quedan fantásticos.

– Lo primero, poner en una sartén un poquitín de aceite y asar todos los ajos (pelados) y el tomate (con piel) a fuego lento.

– Comenzamos con el mojo picón: poner en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes, menos el aceite y las papas. Dar 3 golpes de Turbo. Bajar todos los ingredientes de las paredes del vaso, y, si es necesario (aunque no lo creo), repetir una vez más. ¡OJO! no tiene que quedar pulverizado, sino muy muy bien picadito, como si lo hubiéramos hecho en el mortero. Quitar el cubilete de la tapa, y, con la máquina en velocidad cuchara, incorporar el aceite a hilo hasta que esté emulsionado. Rectificar sal, vinagre y aceite.

En un cuenquito, machacar 2 papas de las que hemos cocido previamente con un tenedor, e incorporarle, removiendo, el mojo que acabamos de preparar. Listo.

– El mojo verde: se prepara exactamente igual que el rojo.

Y poco más me queda que decir, simplemente que espero que se haya entendido todo, y, por supuesto, que hagáis este delicioso plato.

Una recomendación, basada en mi propia experiencia: es mucho mejor preparar los mojos el día anterior, se integran los sabores perfectamente y sabe muchísimo mejor.

Una súplica, basada también en mi propia experiencia: comer las papas con su piel, por favorrrrrrrrrrr

Y ahora… ¿qué les digo?… échense por la sombrita y déjense ver, mis niños.

Mónica G.

A %d blogueros les gusta esto: