revoltillo de ideas

mi blog de recetas de cocina y experimentos varios con Thermomix (y sin ella)

Salmorejo light no… lo siguiente


Estar casada con un gaditano tiene muchas cosas buenas. Una de ellas es que, para comer según qué cosas, no distinguimos entre verano e invierno. Eso es exactamente lo que nos pasa con el salmorejo. Lo comemos siempre con la misma devoción.

Este salmorejo es un poquito diferente al original. Hemos probado a prepararlo de muchas formas intentando aligerarlo, hasta que hemos dado con esta, nuestra definitiva. Los más puristas se llevarán las manos a la cabeza… ¡un salmorejo sin pan, eso ni es salmorejo ni es ná!. Y siendo honesta, pues para qué nos vamos a engañar, lo mismo, lo mismo, no es. Pero da el pego. Y no sabéis de qué manera.

Ahora ya me he acostumbrado de tal manera a tomarlo de esta forma, que cuando lo hago preparado a la manera tradicional, siento como una mezcla entre placer-remordimiento (os ha pasado alguna vez?) que realmente no sé hasta qué punto me compensa. Por eso me he pasado a la cera de enfrente, así, sin remilgos, con valentía… y olé!

Así que ya sabéis. Todo depende de la cantidad de calorías que queráis meteros en esos cuerpos serranos. Si sois de los que, como yo, tenemos que andar con cuidadín, no os vais a arrepentir ni por un segundo. Y si sois de los afortunados (sí, sí, me dais envidia, lo reconozco públicamente) a los que no les importan las calorías, pues ya tenéis otra opción para poder escoger. Todo es cuestión de probar, no?

Salmorejo light no… lo siguiente

Coste: muy económico (menos de 5€)

Tiempo total: 15min.

Ingredientes: 4 personas

  • 1kg. de tomates bien carnosos y maduros (yo suelo utilizar los de pera, o los de ensalada si estamos en temporada)
  • 1 zanahoria grande, pelada
  • 2 dientes de ajo
  • 20gr. picos camperos de jerez (aprox. 6 unidades)
  • 20gr. vinagre blanco
  • 80gr. aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos duros picados
  • jamón serrano picadito
  • atún o, preferiblemente, melva canutera de almadraba, desmenuzado
  • sal

Elaboración:

– Poner a cocer los huevos en una olla aparte, y picar.

– Poner en el vaso los tomates partidos por la mitad (con piel y todo, no importa) y triturar 20 segundos, velocidad 5.

– Incorporar la zanahoria a trozos, los dientes de ajo (habiéndoles quitado previamente el nervio, o germen, del interior), el vinagre y la sal.

– Triturar ahora todo programando 2 minutos, velocidad progresiva 5-7-10.

Con la máquina en velocidad 3, verter el aceite sobre la tapa (con el cubilete puesto), para que vaya cayendo poco a poco, hasta que esté perfectamente emulsionado (2 minutos suelen ser suficientes).

– Añadir los picos camperos, y volver a triturar 20 segundos, velocidad 10.

Notas:

Los huevos, el jamón y la melva se presentan en platitos aparte, individualmente, para que cada cuál se sirva lo que más le apetezca.

Y si, aparte de todo esto, lo acompañamos con unos bastones de berenjena… entonces, directamente, como dice mi gaditano, “se te caen dos lagrimones” jajaja.

Bueno, pues hasta aquí la receta de nuestro particular salmorejo. Espero que lo disfrutéis.

Mónica G.

 

p.d.: prometo poner la receta de los bastones de berenjena otro día. Merece la pena.

 

Anuncios

Una respuesta a “Salmorejo light no… lo siguiente

  1. Rafael 8 mayo, 2013 en 6:17 pm

    Solamente tiene un problema, que la zanahoria contiene mucha azucar y…, prueba a espesarlo con una manzana golden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: